Seis equipos confirmaron presencia en la Superliga de Baloncesto

Baloncesto

Oswaldo Narváez, gerente del nuevo circuito basquetero, aseguró que la competencia rescatará a la disciplina en el país

Agencia: Guaiqueríes de Margarita, Trotamundos de Carabobo, Cocodrilos de Caracas, Bucaneros de La Guaira, Gigantes de Guayana y Guaros de Lara ya están inscritos para participar en la primera temporada de la Superliga de Baloncesto Profesional, según lo anunció el dirigente Oswaldo Narváez, quien junto a otro grupo de sus colegas aspiran a rescatar este año el baloncesto–espectáculo en el país.

No han asegurado su participación Panteras de Miranda, Gaiteros del Zulia (Llaneros), Marinos de Anzoátegui ni Toros de Aragua.

La Superliga, que arrancará cuando estén dadas las condiciones sanitarias, según lo explicó Narváez nace esta temporada con la misión de rescatar el fervor de este deporte que evolucionó con fuerza entre la fanaticada durante la LPB, pero que fue decayendo al punto de que la pasada temporada apenas se jugaron unos pocos juegos.

Recordó que en 1974 se fundó la Liga Especial de Baloncesto, con cuatro franquicias, y desde ese momento el baloncesto se alargó los pantalones al producir el desarrollo de este deporte y permitió el nacimiento de una gran fanaticada que ha permanecido con el paso de los años y además de notables jugadores.

Se asegura que el fervor por esta iniciativa ha sido el punto de partida para que Venezuela hubiese alcanzado éxitos rotundos al conquistar títulos en Campeonatos Sudamericanos, Campeonatos Continentales, aparte de participaciones en Mundiales y en Juegos Olímpicos.

Explicó Narváez que lo más triste es que ese impulso decayó drásticamente y en las últimas campañas solo se han apreciado dos meses de baloncesto al año en la LPB.

“Esta situación, por supuesto, ha causado que los aficionados abandonen las instalaciones y muchos buenos jugadores prefirieron irse a otras ligas del Caribe y Suramérica mucho más rentables”, resalta Narváez, quien es gerente general de la Superliga.

“Ya las condiciones del campeonato están discutidas y serán aprobadas oficialmente muy pronto, además de eso, por primera vez en las competiciones nacionales de baloncesto se contará con un Código de Ética y Disciplina, lo que nos ayudará a avanzar en un tema que tanto ha afectado a nuestro deporte”.

Narváez no tiene reparos en señalar que la Superliga nace con la firme intención de ser una competidora cabal de la Liga Profesional, que, tristemente, considera desapareció del escenario nacional.

“Es así porque la LPB disminuyó la cantidad de partidos por equipo. Pasó de jugar entre 40 y 50 encuentros anuales a poco menos de 20 en los últimos dos torneos, un promedio muy bajo si se toma en cuenta el promedio internacional”, resalta el gerente general de la Superliga.

Narváez, cuenta con amplia trayectoria en el baloncesto nacional y al respecto sostiene que los jugadores de la SLB, a pesar de haber cumplido con la cuarentena, producto del Covid-19, han mantenido el trabajo de preparación atendiendo las normas sanitarias, con miras a la campaña que se anunciará próximamente.

Grandes clubes en la SLB

Una prueba del respaldo que ha obtenido hasta el momento la Superliga radica en que seis de los equipos más tradicionales de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) ya están inscritos para intervenir en el primer torneo.

“Es una apuesta alta, contaremos con tres Conferencias en la temporada, la intención es que sea el preludio de una competición consolidada y que con el pasar del tiempo vaya creciendo, ¿Por qué no? jugar dos torneos al año, inclusive, hasta tres si añadimos una Copa, Queremos darle volumen y calidad de competición y a nuestros jugadores”, especificó Narváez.

La SLB también proyecta fortalecer y darle impulsó a la Liga de Desarrollo, pues de ella provienen los nuevos valores que estarán en la Superliga.

Al respecto Narváez precisó “La LPB nunca entendió que se debía desarrollar los jugadores y en algunos casos la Federación Venezolana de Baloncesto tampoco lo vio de esta manera. La intención es copar los espacios competitivos durante el año calendario, no podemos realizar competiciones en las que se destruyan a los jugadores con tantos partidos en una semana”, culminó Narváez.

Deja un comentario